Pages

Ya nos queda muy poco para....

Queridos amigos, ya nos falta muy poco para volver de nuevo a Dubbo.

Muy poco para volver a encontrar esas miradas de gratitud, devolviéndonos una sonrisa que hace que el esfuerzo merezca la pena.

Muy poco para volver a encontrarnos con todos los que nos hacen sentir bien, que nuestro trabajo durante el invierno se materializa en buenos frutos; frutos que benefician a muchas personas.

Muy poco para hacer de puente entre estos dos mundos, que a pesar de estar a tan sólo 9 horas de avión, están tan distantes, tan lejanos y son tan dispares.

Muy poco para que vayáis viendo como con vuestra ayuda, esfuerzo y colaboración va mejorando la calidad de vida y bienestar de nuestras familias de Wolayta, porque para nosotras, ya son nuestras familias, a las que ayudamos si tienen hambre, a las que ayudamos si pasan necesidad, a las que intentamos mejorar su calidad de vida.

Nuestras maletas están llenas de alegría, de ilusiones, de esperanza y de amor, a parte de los 120 kilos que llevamos de ropa, calzado, babis, gorras, medicamentos, material escolar, etc…

Mucha gente se admira por el hecho de que pasemos las vacaciones en Etiopía, pero eso no tiene mérito. Es verdad que no descansas, no descansas físicamente, pero te traes un tesoro que nadie puede ver ni sentir.

Visitar los tukules, en los que viven las familias y los animales; infestados de insectos y de suciedad, y compartir con ellos café, maíz, o comer un pedazo de pan negro.

Ver los multitudinarios mercados locales, con cualquier tipo de mercancía dispuesta sobre la misma tierra, un ambiente lleno de perfumes y olores fortísimos.

Ver con tristeza a los niños semidesnudos, que saltan viendo a las dos extranjeras con curiosidad, con mucha alegría y naturalidad.

La mayor recompensa que uno puede recibir en Dubbo, un pueblo que no sale en los mapas y uno de los lugares más miserables del mundo, es la sonrisa de un niño. Es natural, sincera, honesta, limpia, sin doble sentido… Surge de pequeñas criaturas que tienen nombres e historias propias.

En la actualidad, las comunidades de Wolayta lo están pasando mal, según nos informó Sister Regina la semana pasada, de nuevo escasean los alimentos y los pocos alimentos que hay tienen un precio desorbitado, incluso nos comentó han dado “cartillas de racionamiento” a la población.

Para la mayoría de nuestras familias de la zona, la pobreza es realmente extrema, familias enteras no tienen otro sustento que su pequeña tierra, y las cosechas únicamente dependen del curso de las estaciones, si llueve se siembra y se recoge, si no llueve se muere de hambre.

Algunas familias tienen animales, sobretodo gallinas, pollos, ovejas, cabras, y vacas; estos animales conviven con ellos dentro de los tukules por miedo a los robos. Este ganado no les produce ningún coste, pues pastan en los campos, y además se benefician de los productos que obtienen (huevos, leche); en un determinado momento pueden sacrificarlos para alimentarse o incluso venderlos.

Se dice que para la mayoría de estas personas el ganado es su cuenta bancaria. Si las cosas van bien, compran más animales, porque lo consideran una inversión.


~ Comprando una gallina ponedora, estas aportando una media de 5 huevos semanales a la familia.

~ Comprando un cabritillo, pasado un año dispondremos de una cabra adulta, habiéndose así triplicado su valor.

~ Comprando una cabra estas aportando un litro de leche al día, hasta 6 cabritillas al año o hasta 15 kilos de carne.

~ Comprando una oveja esas aportando alrededor de 1 litro de leche diario, queso fresco o hasta 6 lechales por año.

~ Comprando un ternero cubrimos las necesidades de carne durante 6 meses para una familia.

~ Comprando una vaca lechera obtendremos entre 12 y 15 litros de leche al día durante más de seis años.


Precios orientativos:

Animales
Alimentos
Otros
Tukules
Gallina 4 €
Oveja 60 €
Cabra 60 €
Vaca 450 €
Burro 75 €
Mula 200 €
Bueyes 450 €
Cabritilla 25 €
Cordero 25 €
Ternero 200 €
10 raciones de leche 2,50 €
1 kg de pan 0,3 €
1 kg de maíz 0,15 €
1 kg de frijoles 0,25 €
1 kg de azúcar 0,30 €
100 bizcochos 10 €
Jabón 0,20 €/pieza
Colchoneta 20 €
Manta 20 €
Cestas para alimentos 1 €
Objetos barro para cocinar 3 €
Arreglo tejado 60 €
Construcción 400 €


Todos los que tenéis niños apadrinados, como aquellos que queráis participar con vuestras donaciones, no dudéis en poneros en contacto con nosotros en: web@crear-sonrisas.com. Todos los donativos que recibamos se entregarán a las familias correspondientes cuando vayamos allí en agosto. Veremos sus necesidades más inmediatas y trataremos de remediarlas en la medida de lo posible.

Os informaremos puntualmente de cómo está la población, de las mejoras que se han hecho, de cómo han invertido estas donaciones y de las necesidades que todavía tienen, que no son pocas.

Hasta pronto y hasta siempre, Celia y Loli (Asociación Crear-Sonrisas).

Betam amessegginallehu (muchas gracias).

Lo más visto